Por miles de años, la circuncisión del pene ha sido un hecho de la vida de los hombres de todo el mundo, pero una gran controversia todavía rodea la práctica de la eliminación del prepucio masculino. Si bien la tradición en sí misma está generalmente relacionada con convenciones culturales o religiosas, la profesión médica ha citado numerosos problemas de salud relacionados con la circuncisión, tanto en apoyo como en oposición al procedimiento.

Para los hombres adultos, el debate es en gran medida académico, ya que la decisión sobre la circuncisión se hizo para ellos en la primera infancia. Sin embargo, para los muchos adultos que están considerando la circuncisión del pene, ya sea por razones de salud o cosméticos, es necesario considerar ambos lados de la cuestión con el fin de tomar una decisión informada sobre el cuidado del pene.

pros y contras de la circuncision

Pros de la circuncisión

Mejora de la higiene y disminución del riesgo de infección

No es infrecuente una acumulación de células de la piel desprendidas, aceites corporales y diversos fluidos corporales en el área bajo el prepucio. Este material, conocido como smegma, puede convertirse en un refugio para las bacterias y otros invasores microbianos, dando lugar a malos olores y aumentando el riesgo de ciertos tipos de infección. Los partidarios de la circuncisión señalan que la eliminación del prepucio prácticamente elimina este problema, haciendo que el pene sea más agradable en general y menos propenso a la infección.

Disminución del riesgo de molestias y lesiones en el pene

En los lactantes, el prepucio cubre el glande del pene por completo y no se puede retraer sin lesiones. A medida que los niños maduran, el prepucio generalmente puede retraerse más fácilmente, y cuando llegan a la edad adulta, por lo general se puede retraer completamente sobre la cabeza del pene. Sin embargo, en algunos casos, los hombres desarrollan una condición llamada fimosis, que impide que el prepucio se retraiga completamente – en muchos casos, este problema puede hacer que el sexo sea doloroso hasta el punto de que es imposible.

Los hombres incircuncisos también pueden desarrollar una condición similar conocida como parafimosis, en la que el prepucio retraído queda atrapado detrás de la cabeza del pene, cortando el suministro de sangre al glande. Esto se trata como una emergencia médica, ya que puede ocurrir una lesión permanente si no se trata inmediatamente. Cortar el prepucio elimina la posibilidad de que tal lesión pueda ocurrir.

Disminución del riesgo de enfermedad grave

Investigaciones recientes con hombres en África indican que la eliminación del prepucio reduce drásticamente el riesgo de los hombres de contraer y propagar el virus del VIH. Para muchos en la comunidad médica, este hallazgo es suficiente para apoyar la circuncisión en todos los casos. Además, algunos estudios han indicado que la eliminación del prepucio disminuye el riesgo de cáncer de pene.

Contras

Pérdida de sensibilidad del pene

Entre los que se oponen a la idea de la circuncisión, uno de los argumentos más convincentes depende de la investigación que ha demostrado que la circuncisión y la exposición del glande resulta en la pérdida significativa de la sensibilidad del pene. Muchos investigadores médicos han señalado que gran parte del tejido nervioso del pene se encuentra en el propio prepucio, y que los hombres que han sido circuncidados reportan menos sensación en el pene. Sin embargo, ha habido otros estudios que no informan pérdida significativa de la sensación del pene después de la circuncisión.

No hay beneficio médico real

Muchos médicos argumentan que no hay ningún beneficio médico probado para la eliminación del prepucio, y por lo tanto, es innecesario. El prepucio sirve para proteger el tejido subyacente de la fricción y el daño ambiental, y según muchos expertos, la atención adecuada a la limpieza por debajo del prepucio niega los problemas relacionados con la higiene.

El cuidado del pene es esencial para ambos tipos

Si un hombre es circuncidado o no, el cuidado apropiado es vital en mantener a un miembro sano, responsivo. El pene es muy especializado, y un lavado ocasional no siempre es suficiente para apoyar la delicada piel y su red subyacente de tejido nervioso.

Para evitar el secado y la irritación, que puede conducir a dolor, una apariencia agrietada, escamosa y malestar durante el sexo, una crema hidratante de alta calidad como la manteca de karité puede ayudar a mantener la piel hidratada y flexible. La adición de vitamina E crea una barrera de humedad natural que evita el secado de la piel.

Para contrarrestar los efectos de la flexión, el estiramiento y el tratamiento áspero de la masturbación o el sexo, las vitaminas como A, C y D pueden promover la formación de nueva piel sana y tejido conectivo.

Para apoyar la función nerviosa necesaria para una sensación óptima del pene, los aminoácidos como la L-arginina y la acetil-L-carnitina son esenciales. Un flujo sanguíneo adecuado también es necesario para mantener todo el tejido del pene oxigenado, nutrido y listo para funcionar. La vitamina C y el ácido alfa lipoico son vitales en este proceso.

Volver a durarenlacamasi.com